El 13 de diciembre de 2009, el señor Nestor Díaz se encontraba de paso por la Amazonía ecuatoriana en el sector llamado Tiguino y una tribu de Huaraníes estaban a punto de faenar un tapir; para que no lo sacrifiquen, le propuso obsequiarle algo a cambio de la vida del animal.

Es así que, aceptaron la propuesta y le entregaron esta hermosa especie que posteriormente fue trasladada de la Amazonía hasta este zoológico; por esto el nombre del zoológico “La Isla del Tapir”. En la actualidad, en nuestro zoológico existe un lago oscuro, el caudal de agua y el bosque es natural; es aquí donde habita esta hermosa especie.

Compartir
Artículo anteriorFunción
Artículo siguienteAMSER GIS